La Comisión Europea aprueba Cabometyx® (cabozantinib) de Ipsen para el tratamiento en primera línea de pacientes adultos con carcinoma de células renales (CCR) avanzado de riesgo intermedio o elevado

 La aprobación de la Comisión Europea (CE) permite la comercialización de Cabometyx® (cabozantinib) con esta indicación en los 28 estados miembros de la Unión Europea, Noruega e Islandia.

Paris (Francia), 17 May 2018 – Ipsen (Euronext: IPN; ADR: IPSEY) ha anunciado hoy que la Comisión Europea (CE) ha aprobado Cabometyx® (cabozantinib) 20, 40, 60 mg como primera línea de tratamiento para adultos con carcinoma de células renales (CCR) avanzado de intermedio o alto riesgo. Dicha aprobación permite la comercialización de Cabometyx®(cabozantinib) con esta indicación en los 28 estados miembros de la Unión Europea, Noruega e Islandia.

“La aprobación de la Comisión Europea que se ha producido hoy es un paso adelante para los pacientes con cáncer de riñón avanzado en Europa, quienes tendrán acceso a un nuevo tratamiento oral en primera línea que ofrece mejoras significativas sobre el tratamiento estándar” ha declarado Harout Semerjian, vicepresidente ejecutivo y director comercial de Ipsen. “Ipsen mantiene su compromiso de mejorar la vida de los pacientes mediante el desarrollo de nuevas terapias y la expansión del potencial de Cabometyx® a través de diferentes indicaciones”.

Giuseppe Procopio, director médico, jefe de la unidad genitourinaria de la Fundación Instituto Nacional de Tumores de Milán, afirma: “El valor del tratamiento con Cabometyx® ha sido corroborado tanto por los datos obtenidos en ensayos clínicos, como por los resultados observados tras su comercialización a partir de 2016, en pacientes que han recibido un tratamiento previo dirigido al factor de crecimiento del endotelio vascular (VEGF). Por ambas razones, los médicos estarán satisfechos de tener acceso pronto a esta nueva opción de tratamiento en primera línea para pacientes con CCR avanzado intermedio o alto riesgo”.

Por su parte, Guillermo Castilo, director general y consejero delegado de Ipsen Iberia, ha destacado que “la aprobación y comercialización de Cabometyx abre una nueva oportunidad para los enfermos de CCR avanzado. Este hito nos acerca a nuestro objetivo de posicionar a Ipsen en el área de la oncología a través de tratamientos innovadores”.

La decisión de hoy de la Comisión Europea está basada en el ensayo clínico CABOSUN, el cual ha demostrado que cabozantinib prolonga significativamente la supervivencia libre de progresión (SLP) en comparación con sunitinib, en pacientes con CCR avanzado intermedio o alto riesgo no tratados previamente. Cabozantinib es la primera y única monoterapia que ha demostrado una eficacia clínica superior a la de sunitinib en pacientes con CCR avanzado de intermedio o alto riesgo sin tratamiento previo.

Las recomendaciones detalladas para el uso de este producto están descritas en el Resumen de Características del Producto (SmPC), disponible aquí: www.cabometyx.eu.

 

Acerca del estudio CABOSUN

El 23 de mayo de 2016, Exelixis anunció que el ensayo clínico CABOSUN alcanzó su objetivo principal, demostrando una mejora estadística y clínicamente significativa en la supervivencia libre de progresión (SLP) evaluada por investigador de cabozantinib en comparación con sunitinib en pacientes con CCR avanzado intermedio o alto riesgo según los criterios del Consorcio Internacional de Bases de Datos (IMDC, según sus siglas en inglés) de CCR metastásico. La Alianza para Estudios Clínicos en Oncología (Alliance for Clinical Trials in Oncology) ha realizado el estudio CABOSUN, como parte de la colaboración de Exelixis con el Programa de Evaluación de Tratamientos Oncológicos del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos (NCI-CTDEP). Estos resultados fueron presentados por primera vez en la reunión de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO) en 2016 por el Dr. Toni Choueiri, y publicados en el Journal of Clinical Oncology.[1]

El 19 de junio de 2017, Exelixis anunció que el análisis realizado por un comité de revisión independiente (CRI) ciego confirmó los resultados del objetivo principal de eficacia del estudio CABOSUN, la SLP evaluada por el investigador. Según el análisis del CRI, cabozantinib demostró una reducción clínica y estadísticamente significativa del riesgo de progresión o muerte, según la SLP. Las incidencias de acontecimientos adversos de cualquier grado y de grado 3-4 fueron comparables entre cabozantinib y sunitinib.

CABOSUN es un ensayo clínico de fase II, aleatorizado y abierto, con control activo diseñado para incluir a 157 pacientes con CCR avanzado de intermedio o alto riesgo, según los criterios del IMDC. Se asignó aleatoriamente a los pacientes en una proporción 1:1 a recibir cabozantinib (60 mg una vez al día) o sunitinib (50 mg una vez al día, cuatro semanas continuas de tratamiento y dos de descanso). El objetivo principal del estudio fue la SLP. Las variables secundarias del estudio incluyeron la supervivencia global (SG) y la tasa de respuesta objetiva (TRO). Además de presentar un riesgo intermedio o alto según criterios del IMDC, los pacientes debían presentar un diagnóstico de CCR de células claras localmente avanzado o metastásico, y un estado funcional de 0-2 en la escala ECOG.[2] Se excluyeron aquellos pacientes que habían recibido tratamientos previos sistémicos para el CCR avanzado.

 

Acerca del carcinoma de células renales (CCR) avanzado

Con el pronóstico de que la incidencia aumentará un 22% en 2020, el CCR amenaza con convertirse en uno de los cánceres de más rápido crecimiento en el mundo.[3] Las terapias dirigidas, incluyendo los inhibidores de tirosina quinasa de los receptores de VEGF (VEGFR), introducidas hace una década, cambiaron sustancialmente el escenario del tratamiento del CCR.[4]

Las estadísticas de 2017 de la Sociedad Americana del Cáncer recogen el cáncer de riñón como una de las diez formas de cáncer diagnosticadas más comúnmente entre hombres y mujeres en Estados Unidos.[5] El CCR de células claras es el cáncer de riñón más frecuente en adultos.[6] Si el CCR se detecta en los estadios iniciales, la tasa de supervivencia a los 5 años es elevada. Por el contrario, la tasa de supervivencia a los cinco años para los pacientes con CCR avanzado o metastásico es sólo del 12%, y no existe una cura para la enfermedad.[7] Aproximadamente, 68.000 pacientes en todo el mundo necesitan tratamiento[8] y, en España, en el Informe Anual de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), se estimó una incidencia de 6.474 casos nuevos en 2016.[9]

La mayoría de los tumores CCR de células claras presentan alteraciones en una proteína llamada von Hippel-Lindau, lo que conduce a niveles más elevados de MET, AXL y VEGF.[10]10 Estas proteínas promueven la angiogénesis (desarrollo de vasos sanguíneos), el crecimiento, la invasividad y la capacidad de metástasis del tumor.[11][12][13][14]

 

Acerca de CABOMETYX® (cabozantinib)

Cabometyx® es una pequeña molécula oral inhibidora de varios receptores tirosina quinasa, entre los que se incluyen VEGFR, MET, AXL y RET. En modelos preclínicos, cabozantinib ha demostrado inhibir la actividad de dichos receptores, que intervienen tanto en la función celular normal como en procesos patológicos tales como la angiogénesis, la invasión, la metástasis y la resistencia farmacológica de los tumores.

En febrero de 2016, Exelixis e Ipsen anunciaron conjuntamente un acuerdo de licencia exclusivo para la comercialización y desarrollo de nuevas indicaciones de cabozantinib fuera de Estados Unidos, Canadá y Japón. Dicho acuerdo fue modificado en diciembre de 2016 para incluir los derechos de comercialización de Ipsen en Canadá. El 25 de abril de 2016, la FDA aprobó Cabometyx® para el tratamiento de pacientes con carcinoma de células renales (CCR) avanzado que hubieran recibido tratamiento antiangiogénico previo. El 9 de septiembre de 2016, la Comisión Europea aprobó los comprimidos de Cabometyx® para el tratamiento de pacientes adultos con CCR avanzado que hubieran recibido tratamiento previo dirigido al factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF) en la Unión Europea, Noruega e Islandia. Cabometyx® está disponible en dosis de 20 mg, 40 mg y 60 mg. La dosis recomendada es de 60 mg una vez al día por vía oral.

El 19 de diciembre de 2017, Exelixis recibió la aprobación de la FDA para Cabometyx® para la indicación ampliada del tratamiento de CCR avanzado.

El 17 de mayo de 2018, Ipsen anunció que la Comisión Europea aprobó Cabometyx® para el tratamiento en primera línea de pacientes con carcinoma de células renales (CCR) avanzado de intermedio o alto riesgo.

 

Acerca de Ipsen

Ipsen es un grupo internacional biofarmacéutico focalizado en la innovación y productos de medicina de especialidad que desarrolla y comercializa medicamentos innovadores en 3 áreas terapéuticas clave: oncología, neurociencias y enfermedades raras. Ipsen está también presente con productos de atención primaria y de autocuidado de la salud. El compromiso en oncología se traduce por una cartera creciente de terapias clave para cáncer de próstata, tumores neuroendocrinos, carcinomas de células renales y cáncer de páncreas.

Con un volumen de negocio de 1.900 millones de euros en 2017 y 5.400 colaboradores, Ipsen comercializa más de 20 medicamentos en más de 115 países y cuenta con presencia comercial directa en más de 30 países.

La fuerte presencia de Ipsen en el campo de la oncología se manifiesta a través de investigación propia y colaboraciones internacionales con la Universidad de Harvard y el Instituto Curie. La I+D de Ipsen se centra además en plataformas tecnológicas diferenciadas e innovadoras, ubicadas en ciudades de referencia en biotecnología y en ciencias de la vida: París-Saclay (Francia), Oxford (Reino Unido) y Cambridge (Estados Unidos).

Ipsen cotiza en la bolsa de Paris (Euronext: IPN code ISIN: FR0010259150) y forma parte del SBF120.En los Estados Unidos, Ipsen participa en el American Depositary Receipt program patrocinado de nivel 1.

Ipsen Pharma España se encuentra ubicada en Hospitalet de Llobregat (Barcelona). En España Ipsen dispone de un sólido porfolio en oncología (riñón, próstata, tumores neuroendocrinos y vejiga), enfermedades raras (acromegalia y trastornos del crecimiento) y neurociencias (trastornos del movimiento).

Para más información, visite el sitio web de Ipsen: www.ipsen.com.

 

Aviso legal de IPSEN

Las declaraciones prospectivas, objetivos y metas que contiene este documento se basan en la estrategia de gestión, los puntos de vista actuales y supuestos del Grupo. Dichas declaraciones implican riesgos conocidos y desconocidos e incertidumbres que pueden provocar que los resultados, rendimiento o hechos reales difieran materialmente de los que se anticipan en este documento. Todos los riesgos anteriores podrían afectar a la capacidad futura del Grupo de alcanzar sus objetivos económicos, que se fijaron suponiendo unas condiciones macroeconómicas razonables sobre la base de la información de la que se dispone hoy. El uso de las palabras «cree», «prevé» y «espera» y expresiones similares pretende identificar las declaraciones prospectivas, incluidas la expectativa del Grupo en cuanto a futuros acontecimientos, incluida la presentación y las decisiones sobre expedientes de registro. Además, los objetivos descritos en este documento se prepararon sin tener en cuenta los supuestos de crecimiento externo y las posibles adquisiciones futuras, que podrían alterar estos parámetros. Estos objetivos se basan en los datos y en los supuestos que el Grupo considera razonables. Estas metas dependen de las condiciones o los hechos que es probable que se produzcan en el futuro, y no solo en datos históricos. Los resultados reales pueden diferir de forma significativa de estas metas si se produjeran ciertos riesgos e incertidumbres, en concreto el hecho de que un producto prometedor en una fase inicial de desarrollo o en fase de ensayo clínico podría no lanzarse nunca al mercado o no alcanzar sus metas comerciales, por motivos de registro sanitario o de la competencia. El Grupo tiene o podría afrontar la competencia de productos genéricos que podría traducirse en una pérdida de la cuota de mercado. Asimismo, el proceso de investigación y desarrollo implica varias fases, cada una de las cuales conlleva un riesgo importante de que el Grupo no alcance sus objetivos y podría verse forzado a abandonar sus esfuerzos en relación con un producto en el que se hayan invertido cantidades significativas. Por lo tanto, el Grupo no puede estar seguro de que los resultados favorables obtenidos en los ensayos preclínicos vayan a confirmarse posteriormente durante los ensayos clínicos o que los resultados de los ensayos clínicos sean suficientes para demostrar la seguridad y la eficacia del producto en cuestión. No hay garantías de que un producto vaya a recibir las aprobaciones sanitarias necesarias o de que el producto demuestre ser un éxito comercial. Si los supuestos subyacentes resultan ser inexactos o se materializan los riesgos y las incertidumbres, los resultados reales podrían diferir sustancialmente de los establecidos en las declaraciones de futuro. Otros riesgos e incertidumbres incluyen, entre otros, las condiciones generales del sector y la competencia; factores económicos generales, incluidas las fluctuaciones de los tipos de intereses y del tipo de cambio; el impacto del reglamento del sector farmacéutico y la legislación sanitaria; tendencias globales hacia la contención del coste sanitario; avances tecnológicos, nuevos productos y patentes obtenidas por la competencia; dificultades inherentes en el desarrollo de nuevos productos, incluida la obtención de la aprobación reglamentaria; la capacidad del Grupo de predecir las condiciones futuras del mercado con precisión; dificultades o retrasos en la fabricación; inestabilidad financiera de las economías internacionales y el riesgo soberano; dependencia de la efectividad de las patentes del Grupo y otras protecciones para los productos innovadores; y la exposición a litigios, incluidos litigios por patentes y/o acciones reguladoras. El Grupo depende también de que terceras partes desarrollen y comercialicen algunos de sus productos que podrían generar regalías sustanciales; estos socios colaboradores podrían comportarse de forma que podrían afectar las actividades y los resultados financieros del Grupo. El Grupo no puede estar seguro de que sus socios colaboradores vayan a cumplir sus obligaciones. Es posible que no obtenga ningún beneficio de dichos acuerdos. Un incumplimiento por parte de cualquiera de los socios colaboradores del Grupo podría generar unos ingresos menores de los esperados. Estas situaciones podrían afectar negativamente el negocio, la posición económica y el rendimiento del Grupo. El Grupo niega de forma expresa cualquier obligación o promesa de actualizar o revisar las declaraciones de futuro, metas o estimaciones que aparecen en esta nota de prensa para reflejar los cambios en los acontecimientos, condiciones, supuestos o circunstancias sobre los que se basan dichas declaraciones, salvo que se lo exija la legislación vigente. El negocio del Grupo está sujeto a factores de riesgo descritos en sus documentos de registro presentados ante la Autorité des Marchés Financiers francesa.

Los riesgos e incertidumbres descritos no son exhaustivos y se aconseja al lector que consulte el Documento de Registro del Grupo 2017 disponible en su sitio web (www.ipsen.com).

Para más información:

IPSEN

Loreto González Goizueta

93 68 58 100

loreto.gonzalez@ipsen.com

 

DUOMO COMUNICACIÓN

Myriam Rámila/Abigail Rodríguez

91 31 19 289 / 90

mramila@duomocomunicacion.com

arodriguez@duomocomunicacion.com


[1] Choueiri TK, Hessel C, Halabi S, et al. Cabozantinib versus sunitinib as initial therapy for metastatic renal cell carcinoma of intermediate or poor risk (Alliance A031203 CABOSUN randomised trial): Progression-free survival by independent review and overall survival update. Eur J Cancer. 2018; 94:115-25.

[2] Heng D.Y., Xie W., Regan M.M., et al. Prognostic factors for overall survival in patients with metastatic renal cell carcinoma treated with vascular endothelial growth factor-targeted agents: Results from a large, multicenter study. Journal of Clinical Oncology. 2009; 27:5794-5799.

[3] Ferlay J, Soerjomataram I, Dikshit R, et al: Cancer incidence and mortality worldwide: sources, methods and major patterns in GLOBOCAN 2012. Int J Cancer 136:E359-86, 2015.

[4]Jacobsen J, Grankvist K, Rasmuson T, et al. Expression of vascular endothelial growth factor protein in human renal cell carcinoma. BJU Int. 2004;93:297–302.

[5] American Cancer Society. Cancer Facts & Figures 2017. Atlanta: American Cancer Society; 2017.

[6] Jonasch E., Gao J., Rathmell W.K., Renal cell carcinoma. BMJ. 2014; 349:g4797.

[7] Ko, J. J., Choueiri, T.K., et al. First-, second- third-line therapy for mRCC: benchmarks for trial design from the IMDC. British Journal of Cancer. 2014; 110: 1917-1922.

[8] Decision Resources Report: Renal Cell Carcinoma. October 2014 (internal data on file).

[9]Informe Anual de la Sociedad Española de Oncología Médica (https://www.seom.org/es/info-sobre-el-cancer/renal).

[10] Harshman, L.C. and Choueiri, T.K., Targeting the hepatocyte growth factor/c-Met signaling pathway in renal cell carcinoma. Cancer J. 2013; 19(4):316-23.

10 Rankin et al., Direct regulation of GAS6/AXL signaling by HIF promotes renal metastasis through SRC and MET. Proc Natl Acad Sci U S A. 2014; 111(37):13373-8.

[11] Zhou L, Liu X-D, Sun M, et al. Targeting MET and AXL overcomes resistance to sunitinib therapy in renal cell carcinoma. Oncogene. 2016;35(21):2687–2697.

[12] Koochekpour et al.,The von Hippel-Lindau tumor suppressor gene inhibits hepatocyte growth factor/scatter factor-induced invasion and branching morphogenesis in renal carcinoma cells. Mol Cell Biol. 1999; 19(9):5902–5912.

[13] Takahashi A, Sasaki H, Kim SJ, et al. Markedly increased amounts of messenger RNAs for vascular endothelial growth factor and placenta growth factor in renal cell carcinoma associated with angiogenesis. Cancer Res.1994;54:4233-4237.

[14] Nakagawa M, Emoto A, Hanada T, Nasu N, Nomura Y. Tubulogenesis by microvascular endothelial cells is mediated by vascular endothelial growth factor (VEGF) in renal cell carcinoma. Br J Urol. 1997;79:681-687

© Ipsen Group 2019